Compartir

Cada marca es un mundo. En Marketing Audiovisual queremos haceros ver de la importancia que resulta tener una consideración por el branding. Son pocas las personas que acaban siendo fieles a los consejos básicos que hay que seguir para crecer. Aquí os dejamos una lista que os sugerimos tener en cuenta.

Llenar una necesidad: Tu contenido debe responder a alguna necesidad insatisfecha, ganarse el respeto del público, poner el foco en lo que aman y aportar un valor en ese espacio. Hay que pensar como publisher que se preocupa de la audiencia.

Ser consciente: El sello distintivo de un editor exitoso es la consistencia, bien sea por una revista mensual o un boletín de correo electrónico diario, el contenido debe entregarse siempre a tiempo y según lo esperado. El contenido se trabaja con tiempo. Hay que tener un gran respeto a la creación de contenido, no es barato ni fácil ni rápido.

Ser humano: Encontrar tu voz y compartirla. Las marcas tienen que ser algo más que simples marcas ya que estamos hablando con humanos. Hay que ser real.

Tener un punto de vista: Esto no es contenido de enciclopedia, no hay que tener miedo a tomar partido en los asuntos que pueden posicionarte a ti o la marca como un experto. Hay que tener personalidad como compañía. Salir fuera y tratar de conectar emocionalmente con la gente.

Evita que “las ventas hablen”: Cuanto más hables de ti, tu audiencia menos valorará el contenido. Todo contenido sobre nosotros que no tiene fines educativos solo obtiene el 25% de la cantidad de visitas que tienen aquellas páginas con contenidos sociales.

Ser el mejor de la categoría: Aunque es posible que no puedas llegar a él al principio, el objetivo de tu contenido en última instancia es ser el mejor. Eso significa que el contenido que estás distribuyendo es lo mejor de lo que se encuentra y está disponible en tu nicho. Si esperas que tus lectores pasen tiempo en tu plataforma debes entregarles contenido de gran valor. La filosofía que debe imperar en tu empresa es la voluntad de convertirte en maestro, oyente, comunicador.

Trabajo en equipo: Colaborando el mejor talento especialista. Es importante rodearse con el mejor equipo (realizadores, ilustradores, músicos y otros). Que la gente que se sume aporte al proyecto y no se limite a ejecutar, si no que enriquezcan la idea con sus aportaciones. Se tienen que comprometer con el proyecto y compartir la misma motivación. Hay que ser celoso con la idea y asegurarse que entienden bien la esencia de la marca como la voz de la marca. Hay que ser generoso y aprovechar la mirada fresca. Es clave la amplitud mental sensible a la interpretación de otros oficios. Cada uno de ellos es experto con oficio y sabiduría. El responsable final delante del cliente eres tú, así que lidera y toma las decisiones difíciles. No dudes en exceso y exige el máximo dentro de lo razonable.

Brief y referencias: Hay que elaborar un brief claro del encargo, reunirse con los profesionales que trabajarás y explicarles el encargo. Hay que acompañar el boceto, el guión y otros, que sirvan como acercamiento al “look and feel” que buscas. Hay que pedir que hagan un tratamiento y que os den su visión. A partir de aquí se elige con quién trabajar, es importante tener un buen administrador de marcadores (ej: Pearltrees) para ir organizando por disciplinas el portfolio de los profesionales. A muchos les costará acceder por motivos presupuestarios pero hay que revisar periódicamente el trabajo.

Estar siempre conectado: Aunque no formes parte de un departamento creativo, para estar en el mundo de la publicidad siempre debes saber qué sucede en los ámbitos creativos. Dentro de una agencia no tienes mucho tiempo para investigar y explorar, se ha de desarrollar una capacidad para informarse regularmente y no perder la curiosidad.

Esperemos que os haya gustado esta entrada y que podáis poner en práctica estos consejos tan básicos  que os proporcionamos en Marketing Audiovisual. Os dejamos con nuestro lema hasta la próxima.

“Siempre tienes algo que aportar”

Hasta pronto…

Facebook Comments